Concerts al Mèdol

jaumet950Durant la visita a la pedrera romana del Mèdol es va comentar l’ús que se li va donar per a la celebració de concerts en el passat. Les evidències històriques són escasses, però d’algunes en tenim relats i foto:

16 de Setembre de 1930

EL I CONCIERTO-NATURA DE “EL MEDOL”, CONSTITUYE UN EXITO COMPLETO

No nos equivocábamos días atrás al afirmar que el I Concierto Natura de “El Mèdol”, había despertado el más vivo interés en Tarragona y aún fuera de ella. La realidad lo ha demostrado en forma fehaciente, pues el éxito de concurrencia no pudo ser mayor, dadas las posibilidades del terreno para la colocación de sillas.

RITA BROSA

Rita Brosa, la admirable pianista de tierras tarraconeses, también por lo mismo que es nacida en Reus, fue para los oyentes una simpática revelación, que causó en todos la impresión más favorable. Pese a la dificultat que ofrece siempre la ejecución de obras de concierto en un piano nuevo, supo dar a la interpretadas tal relieve y brillantez que no era posible exigir más. Sus dotes interpretativas, su temperamento y su maestría, quedaron de manifiesto, tanto en los estudios de Chopin (cuyas melodías tenían un especial encanto al palpitar en aquel romántico recinto surgido de las aladas manos de la artista) como en el “Suspiro” de Litz, “Mallorca” de Albéniz y la “Danza del Molinero” de Albéniz.

La labor de Rita Brosa, exquisita y sobria como corresponde a quien conoce y siente los secretos y recursos del arte pianístico sin abusar nunca de ellos con irrespetuosos efectismos, satisfizo plenamente al auditorio, que la hizo objeto de tantas demostraciones fervorosas de asentimiento y simpatía, como obras ejecutó en la parte del programa a ella confiada. Y digamos para el final que en una fiesta de la acusada espiritualidad de esta que reseñamos, nada podía producir al público más halagadora y adecuada impresión, que la causada por el arte de esta pianista que además de ser una excelente artista, es una bella y encantadora mujer.

EL SERVICIO DE AUTOMNIBUS

No fue este servicio todo lo perfecto que hubiera sido de desear, por la actitud poco razonable que adoptó, según se nos dice, el dueño o encargado de alguno de los carruajes. Este hecho, y el accidente ocurrido a uno de los coches que debía recoger a los últimos espectadores en su regreso a la capital, ocasionó algunas molestias, que se vieron agravadas por la lluvia que, providencialmente, cayó cuando ya el concierto había terminado y se hallaban en Tarragona la inmensa mayoría de los concurrentes al mismo. Aquel mismo accidente, originó cierto contratiempo a unas familias que acompañando a la admirable pianista Rita Brosa, debían ser conducidas por aquel carruaje desde esta ciudad a la Canonja, de cuerdo con lo establecido por la Comisión organizadora. En el fondo, fue debido todo esto al hecho de haber tenido que ser aplazado el Concierto, pues en la fecha 21 de Agosto en que debía primeramente celebrarse, por la mayor duración de la tarde y seguridad del tiempo, el regreso de la concurrencia hubiérase podido efectuar en forma perfectamente normal.

17 de Setembre de 1930

OPINIONES AJENAS SOBRE EL I CONCIERTO-NATURA DE “EL MÈDOL”

Como estaba anunciado, el domingo tuvo lugar en “El Mèdol” un concierto a cargo de la pianista Rita Brosa y de Juan Gibert, violoncelista, y a beneficio de la colonia escolar de la playa del Milagro que sostiene la Junta provincial antituberculosa.

Un viaje en autobús desde Tarragona, con las deficiencias de organización propias de tales casos; rosario de automóviles en la carretera; bocinazos a granel; Cantón y Shanghai en sendos letreros sobre unas barracas; los chinos no se ven pero se vislumban; a lo largo de la cinta asfaltada, piedras blanas, antipáticas, que marcan las lindes de los cotos de caza, exclusivismo. Un éxito de público, no una multitud, pero sí una estupenda selección.

“El Mèdol”. Manifestación a través de los siglos de la grandeza romana y del sentido patricio de los romanos; elegancia de línea, aún en esa aguja que se yergue altiva en competencia con pinos y cipreses. El romanticismo perdió uno de sus mejores escenarios: los románticos no supieron apreciar esta “trouvalle”. Chateaubriand de haberlo visitado, hubiera situado en su recinto el último capítulo de “El último abencerraje”. El concierto, algo de buen tono y verdadero recreo de espíritu. Rita Brosa tocó con mucho sentimiento y dominio del mecanismo, entre otras composiciones, “La danza del molinero” de Falla, a la que supo imprimir su verdadero sabor, y “Mallorca”, la conocida obra de Albéniz, que bordó primorosamente. Juan Gibert, acompañado por aquella, sacó un estupendo partido de la obra de Turina “Jueves santo a media noche” y del intermezzo de “Goyescas” del malogrado Granados, realizando una verdadera filigrana en la “Canción India” de Rimsky-Korsakoff.

Ambos artistas recibieron calurosos aplausos de la concurrencia.

En resumen, un éxito completo y de todos.

18 de Setembre de 1930

I CONCIERTO NATURA DE “EL MÈDOL”

La Comisión organizadora del I Concierto Natura de “El Mèdol”, desea hacer constar su gratitud más sentida hacia las innumerables personas que les han hecho llegar su felicitación por el éxito logrado con aquella manifestación de la pujanza artística tarraconense. Pero tienen un especial interés en hacer constar que la mayor parte del triunfo logrado, se debe en primer lugar a la generosa actuación de los admirables artistas Rita Brosa y Juan Gibert. Y en segundo lugar (que pudiera ser también primero) a la actuación entusiasta y desinteresada del propietario de “El Mèdol” don José Bassedas, quien dando una prueba del afecto y admiración que siente hacia Tarragona y de sus vehementes deseos de que aquel admirable lugar se incorpore de un modo absoluto al acervo arqueológico-monumental de nuestra ciudad, dejando de ser lo que hasta ahora fue (una joya de inapreciable valor en el más completo abandono) dio las máximas facilidades, sin regatear molestias ni sacrificios.

También desea la Comisión rendir testimonio de agradecimiento al Sindicato de Iniciativa por los servicios que les ha prestado y sigue prestando, hasta la liquidación definitiva de la parte económica del Concierto. El Sindicato en esto, como siempre, ha seguido su norma de apoyar incondicionalmente todo lo que redunda en prestigio de la ciudad y de sus valores turísticos.

COMENTARIS DE LA PREMSA

La Publicitat”:

Tal com dèiem dies enrera, ha tingut lloc al Clot del Mèdol, el concert organitzat pel DIARIO DE TARRAGONA, a benefici de les Colònies Escolars de la Platja. Hi ha assisit un nombrós i distingit públic, entre el qual destacaven famílies que estigueren a les platges veïnes. El programa, integrat per autors espanyols i estrangers, ha estat hábilment executat pels artistes Joan Gibert, violoncel·lista, i Rita Brosa, pianista, que han obtingut un sorollós èxit. Hom espera que no serà la darrera ocasió que els amants de la música podran gaudir de tan bella música en tan bell lloc.

La Veu de Catalunya

Ahir es donà amb èxit extraordinari el concert anunciat, a la pedrera romana del Mèdol. La senyoreta Brosa i el senyor Gibert, piano i violoncel, foren molt aplaudits i felicitats. A la carretera s’hi estacionaren més de 150 automòbils. No ocorregué altre accident que el de l’autòmnibus de Constantí, que caigué a la cuneta.

19 de Setembre de 1930

I CONCIERTO – NATURA DE “EL MÈDOL”

De “La voz de la Provincia”:

El concierto celebrado en la tarde del domingo en el Clot de “El Mèdol”, a cargo de la gran pianista Rita Brosa y del famoso violoncelista Juan Gibert, a beneficio de la Liga antituberculosa, fue un éxito por el número y calidad de los espectadores. La elección del lugar resultó un verdadero acierto, cosa difícil de conseguir en esta clase de intentos, pues fue un milagro al que contribuyó además de la belleza del sitio y su gran poder evocativo, las condiciones acústicas de él.

Las personalidades dentro del Arte de la Brosa y del violoncelista Gibert nos releva de todo elogio que resultaría una redundancia en este ambiente de Tarragona en que tanto de ellos se sabe y tanto se les quiere. Solamente añadiremos, como opinión personal, con la que creo estarán conformes los que los oyeron, que, bien por la influencia de la Naturaleza, bien por la impresión en ellos producida por la lógica satisfacción al apreciar el entusiasmo del público por ellos al acudir a lugar tan relativamente distante de sus moradas, el caso es que pocas veces los hemos oído tan completamentre fundidos, aportando su sentimiento personal, con las obras que ejecutaron; ni en mecanismo los hemos visto rayando a más altura. Hasta bien entrado el oscurecer duró la fiesta musical, de la que se guardará siempre un recuerdo claro y preciso, al final de la que se repitieron con mayor intensidad las ovaciones que les fueron tributadas durante la ejecución del programa.

FOTOGRAFIAS DEL CONCIERTO DE “EL MÈDOL”

La Vanguardia”, en su número de ayer publicaba una interesante fotografía del Médol el día del concierto, debida al fotógrafo señor Vallvé, en la cual aparecían los artistas que tomaron parte en el mismo.

También “La Noche” de ayer ocupa toda su primera plana con una ampliación magnífica de otro aspecto del concierto, en el que aparece una de las más bellas perspectivas de “El Mèdol”. Esto motivó que al poco rato de llegar el colega barcelonés a nuestra ciudad, se agotaran todos los ejemplares disponibles, quedando muchas personas sin poder admirar aquella hermosa fotografía.

Formando parte de la comisión organizadora, DIARIO DE TARRAGONA se cree obligado a agradecer a los distinguidos colegas la atención que han dedicado en su sección gráfica a aquel acontecimiento lírico eminentemente tarraconense.

 

(Aportació de J.G.T. La foto és una reproducció del llibre “El Mèdol” de Jaume Carreras/Enric Garriga, publicat el 1992)

Leave a Comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada