Visita al antic Museu i necropoli paleocristiana

Visita a la necropolisSeguint amb el cicle de Visites Guiades de Tardor organitzat per la nostra entitat, el dissabte 24 d’octubre un grup d’uns cinquanta socis va poder gaudir de les detallades explicacions del nostre guia-arqueòleg Jordi López Vilar, i també del nostre secretari Oscar Martín, en la visita al conjunt monumental de la necròpoli paleocristiana. En primer lloc vam recórrer l’exposició “El Món de la Mort. Síntesi prefigurativa del Museu i Necròpolis Paleocristians de Tarragona”, on s’atresora un recull de les peces arqueològiques més representatives trobades en les diferents excavacions, per després continuar a l’exterior amb la resta de la necròpoli. El plat fort però va tenir lloc amb l’accés a espais tancats al públic durant més d’una generació com les criptes i sobretot l’antic Museu inaugurat el 1930 construït per iniciativa de Mn. J. Serra i Vilaró. Vam poder gaudir també d’un amfitrió d’excepció amb la presència i explicacions del Sr. Xavier Llovera, de l’Agència Catalana del Patrimoni Cultural que molt gentilment ens va obrir les portes i ens va informar puntualment sobre el pla d’acció futur en el patrimoni arqueològic i monumental sota les competències de la institució que ell representa.

Fa anys una visita similar despertava emocions diverses a Angel del Arco, que el 1923 escrivia el text adjunt sobre la cripta dels tres màrtirs:

(Clicar “read more“)

¿LA CRIPTA DE TRES MARTIRES?

Acabo de visitar las obras de cimentación que se efectúan para la nueva fábrica de tabacos. Vengo impresionadísimo por algo que he visto y que creo de importancia grandísima para la historia de Tarragona.

Al abrir varios pozos de cimentación se han descubierto varios sarcófagos romanos, al parecer, y el frontis de un sepulcro cristiano con figuras y atributos de los primeros siglos de la Iglesia; pero aunque todo ello no está bien definido, porque están acumulados restos romanos y cristianos, es indudable que en aquellos terrenos hubo una acrópolis y un cementerio que guardan relación con las estatuas y sepulturas que se encontraron en los terrenos de D. Mariano Puig y Valls.

Yo escribí a raiz de los descubrimientos en la finca Puig y Valls, que allí debió existir una necrópolis adjunta al templo de Marte, que debía estar por allí cerca. Hoy no cabe duda de la existencia de un núcleo de población romana en aquellos lugares, y esto será objeto de sucesivas investigaciones por mi parte. Ahora bien, al abrirse uno de los pozos de cimentación en los terrenos de la nueva fábrica, ha quedado al descubierto una construcción subterránea con cubierta de bóveda de aristas y una escalinata de peldaños de marmol que dan entrada, por medio de una puerta adintelada, a la que he bajado con los ingenieros de las obras, y allí he quedado sorprendido ante la existencia de tres edículos de 30 a 50 centímetros de fondo, con una bóveda circular; en el fondo de estos tres edículos hay tres sarcófagos que ya han sido desalojados de tierra y restos de huesos humanos. Digo que he quedado sosprendido porque en mi sentir y como primera impresión, que no vacilaría en rectificar si nuevas investigaciones y mayores estudios me convenciesen de lo contrario, que se trata de una cripta romano cristiana donde quizá fueron sepultados tres santos o tres mártires de la época de las persecuciones.

¿Qué tres mártires pudieron ser estos? La pluma tiembla al emitir lo que sospecho. ¿Se tratará de San Fructuoso y sus diáconos Augurio y Eulogio?

La especie es demasiado atrevida y solo con toda clase de reserva me atrevo a esponerla. Sabido es que estos tres mártires fueron arrojados a la hoguera en el anfiteatro romano. ¿No cabe en lo posible pensar que los cristianos recogieran los cuerpos medios quemados de los tres mártires, los ocultaran furtivamente, según su costumbre, y después, concedida la paz a la Iglesia, sobre las ruinas del templo de Marte edificaran un templo cristiano en cuya cripta dieran gloriosa sepultura a los sagrados restos?

Ya digo que obro por la primera impresión, que escribo estas cuartillas sin libros y sin consultar los antiguos autores de Tarragona; pero no he podido sustraerme a emitir nerviosamente esta primera impresión, que he sacado después de visitar aquella cripta venerable con tres edículos correspondientes, a mi parecer, a los tres mártires primitivos de Tarragona. Si me equivoco, lo que es muy posible, sírvame de disculpa la trascendencia del hallazgo, mi amor a las glorias de la vieja Tarraco.

ANGEL DEL ARCO, 07.09.1923

(Aportació de J.G.T.)

Leave a Comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada